MiAerografo.com:Tu web especializada en aerografía

¿Buscas los mejores productos de areografía? ¿No sabes qué aerógrafo se adapta mejor a tus necesidades? ¿Qué clase de pintura necesito? Si quieres respuestas a todas estas preguntas, acabas de llegar al sitio indicado. En nuestra web de aerografía encontrarás todo aquello que necesitas, a un precio realmente bajo. ¡Echa un vistazo a nuestras categorías!

¿Qué es la aerografía?

Aerógrafo es un término inglés y significa “aerógrafo” en español. Es una palabra multifuncional y describe tres conceptos al mismo tiempo. En primer lugar, tenemos la técnica que comúnmente se conoce como aerografía. La obra, que el artista crea, lleva la designación Airbrush igualmente, como la pistola* también viene el aparato de pulverización fina o air brush para este campo de actividad artística. El hecho de que tres términos estén contenidos en una palabra, que a su vez describen un hobby, muestra lo diverso que es el tema.

La técnica del aerógrafo – el arte de pintar con aire

Si se habla de la técnica del aerógrafo, aquí la aplicación del color se hace por medio de la pistola de aerógrafo. Básicamente, hay una técnica principal que todo artista utiliza. La pistola de pulverización fina es una versión más pequeña de la pistola de pulverización. En la pistola de aerógrafo, la pintura y el aire se unen a través de un sofisticado sistema. Esto crea un proceso físico que atomiza la pintura. La presión de trabajo suele ser de 1,5 a 2 bares. Para trabajos de detalle con pinturas altamente diluidas o efectos de aspersión, una presión de trabajo de 1 bar no es inusual. Operar la pistola fina por debajo de 1 bar no tiene sentido, ya que no se produce una atomización adecuada de la pintura. Esto resulta en un patrón de rociado “pixelado” en el sustrato.
La misma cuenta para una presión de trabajo de más de 2 bar es necesaria, es cuestionable y debe ser a discreción del usuario.

La presión del aire y el tamaño de la boquilla, así como la pintura utilizada, son los tres factores principales en el grado de atomización de la pintura. La niebla de pintura resultante se asienta como una capa ultrafina en la superficie. Si se maneja correctamente, la pintura está casi seca cuando golpea el sustrato. Por lo tanto, “pulverización en seco” es un término que se utiliza en la técnica del aerógrafo.
La propiedad de la pintura, opaca o transparente, así como el grado de dilución de la pintura determina la opacidad de la capa de pintura individual. La pintura transparente sólo alcanza su verdadera opacidad después de innumerables capas. Por lo tanto, los más finos matices en los tonos de color, el contraste y el brillo sólo son posibles. Por lo tanto, no es raro hablar de esmalte o técnica de esmaltado, ya que los colores transparentes son similares al esmalte.
Los colores opacos tienen un comportamiento diferente. Son, como su nombre indica, opacos. La aplicación de la pintura a través de la pistola de aerógrafo sigue siendo la misma, pero se crea una imagen diferente, ya que las pinturas opacas no ofrecen las posibilidades de acristalamiento como las pinturas transparentes. Otro factor en la técnica del aerógrafo es la interacción con las técnicas de borrado y rascado. Estas técnicas apoyan la creación de imágenes. Mediante diferentes tipos de borradores (duro, blando, granulado, borrador eléctrico) las capas finas de obleas pueden ser retiradas sin problemas, se pueden insertar resaltados y se pueden crear estructuras.

El aerógrafo, la versátil técnica

Además de esta técnica básica descrita anteriormente, cada artista desarrolla su propia técnica a lo largo del tiempo y le da a sus cuadros su propia firma. Mezclando los colores a nuevos tonos en una taza. Otros mezclan sus tonos de color en el fondo con colores transparentes usando la propiedad Lasure. Otros prefieren los colores vivos en los acabados opacos. Otros usan materiales como plástico, agua destilada, líquido de lijado, malla vegetal y otras cosas para crear texturas. Algunos trabajan con la técnica de mano alzada y otros con plantillas sueltas o ambas cosas a la vez.
Una obra se crea en el caso más raro sólo con la pluma de spray, como se llamaba todavía en la época del abuelo. Entre los principales utensilios están los pinceles, lápices de acuarela, lápices de aceite, lápices, gomas de borrar, rotuladores y marcadores. Esto se completa adicionalmente con el placer de la técnica del pinstriping.